Pompitas de jabón

Al día siguiente, en la clínica…

-Buenos días Mayte

-Hola Miguel Ángel

-Ya me ha contado Conchita, dime cómo va la cosa.

-No me la he traído porque la veo bien, eso sí, ha vomitado espuma un par de veces y se ha tirado pedetes con olor a detergente, jajajaja, se asustaba de las pompas de jabón que echaba.

-Qué bueno, eso no lo había oído nunca…esta Dolsa, qué pieza está hecha la tía cochina. ¿ Le has dado de comer ?

-No, creo que es mejor que esté a dieta hoy, hasta que haga el centrifugado, jajaja

-Me parece bien, de todas formas vamos a darle un poco de carbón activo, para que absorba lo que quede, aunque no creo que quede mucho desde anoche.

-¿ Le doy espárragos ?

-Mal no le van a hacer, se los das luego y mañana dieta normal si tolera el pienso por la mañana. Bueno, el tema ha quedado en un susto. Todavía me estoy acordando del cachorro que vino “fumado” ¿ te acuerdas Mayte ?

-Eso fue hace bastante ¿ no ?

-Sí, hace 3 ó 4 años. Era una pareja joven que vino con un cachorrito que no se tenía en pié.

-Ya me acuerdo, que lo dejaban en el suelo y tan pronto corría, como se caía al suelo de golpe, nunca mejor dicho. ¿ Cómo lo averiguasteis ? Es que yo estaba con los análisis y me lo contasteis después.

-Como tenía esos cambios tan bruscos de comportamiento, estaba claro que estaba drogado, faltaba saber si era un fármaco o era otro tipo de droga, así que lo preguntamos directamente: que si ha podido comerse alguna pastilla, que si alguien toma tranquilizantes en casa, que si ha podido comer algún vómito en la calle…

-Qué asco, ajjjjjjjjjjj

-Es que vinieron un Sábado por la mañana, y los Viernes por la noche los jardines quedan asquerositos, pero los perros no tienen escrúpulos, jajajajajajaja

-¿ Y… ?

-Como a todo decían que no, pues les preguntamos si había podido comer alguna “china” de algún amigo o algo parecido. Se miraron…y confesaron que la noche anterior se habían juntado unas 10 personas en el salón de casa y estaban fumando marihuana, que si podía ser eso. ¿ Te imaginas ? el cachorrito de 2 meses completamente “pedo” en una nube de humo.

-Se le pasó rápido, al día siguiente estaba bien.

-Sí, pero asusta mucho cuando hacen esas cosas tan raras. ¡ Hola Conchita !

-Estábamos hablando del cachorrito que vino intoxicado por marihuana, los que fumaban en grupo en el salón.

-Ah, ya me acuerdo. Qué fuerte. Aunque para cosas raras, las que se comió aquel perro en la Facultad, ¿ te acuerdas Miguel Ángel ?

 

 

Estudiar veterinaria…

Quería estudiar Veterinaria…

 

-Ya hija, pero estudiar 5 ó 6 años más, con lo que cuesta en años y en dinero…yo creo que has hecho bien.

-Además, no te imaginas lo caras que son las máquinas de análisis, de rayos, todo. Están pagando letras continuamente. Cuando no se estropea una, es otra, o se hace vieja y hay que renovarla. La verdad es que no sé si podría montar yo sola una clínica.

-Desde luego que no, tendrías que juntarte con otras 2 personas más y pedir un préstamo, y luego, que vinieran muchos perritos y gatitos para pagar los préstamos.

-Ufff, yo creo que es muy difícil, montar una empresa hoy en día, aunque sea pequeña, es muy complicado. Pero yo estoy contenta, trabajo al lado de casa, y estoy todo el día con perros y gatos, me encanta mi trabajo. Y ahora con Dolsa, estoy contentísima.

-¿Qué tal con los clientes? Habrá de todo, el trato con el público no es fácil, te lo digo por experiencia.

-La verdad es que la mayoría de las personas que tienen animales en casa son gente cariñosa, amable, la mayoría son simpáticos. No tenemos problemas en ese sentido. ¿Dónde se ha metido la perra? ¡Dolsaaaa! ¡Dolsaaaa! Voy a buscarla, si no hace ruido, malo. ¡Oh, no! Viene con espuma en la boca, mira, ha roto el cartón del detergente.

-Vaya, y ahora qué hacemos.

-Voy a llamar a Conchita, a ver qué me dice.

Segundos después…

-Hola Mayte ¿qué pasa?

-Nada, bueno, no sé, es que Dolsa ha roto la bolsa del detergente y ha comido polvos.

-¿Mucho o poco?

-Voy a mirar, no me cuelgues. Creo que un par de bocados le ha dado…¿crees que le pasará algo? ¿Qué hago?

-Si ha comido bastante, habría que hacerla vomitar antes de que se absorba. Porque se lo acaba de comer. Si hubiera pasado tiempo, ya no tendría sentido.

-Ha sido ahora mismo, estaba hablando con mi padre, un momento que no la he vigilado y nos la ha liado.

-Bueno, si crees que no ha sido mucho, esperamos acontecimientos. Retírale el agua y la comida, y mañana vemos qué ha pasado.

 

 

Viajar con nuestras mascotas

Nos vamos de viaje, muy bien pero… ¿ lo tenemos todo preparado ?

Sí, nos llevamos sus cacharros de comida y bebida, su camita, sus juguetes, pero hay más cosas que debemos preparar.

 

 Lo primero que tenemos que hacer es ver si tenemos todos los documentos en regla:

 

 -cartilla de vacunaciones al día (también fundamental si se va a quedar en una residencia, nos la van a exigir)

-pasaporte si vamos a salir del país

 

-seguro de responsabilidad civil si nuestro perro pesa más de25 kgo pertenece a una raza potencialmente peligrosa

 

-tarjeta de identificación (chip)

 

 También es bueno informarnos acerca de las clínicas veterinarias más cercanas, por si tenemos que recurrir a sus servicios durante nuestras vacaciones. Si nuestra mascota toma una dieta especial, mejor comprarla antes de salir si no tenemos la seguridad de encontrarla en destino.

 

 Por supuesto, si toma alguna medicación diaria, asegurarnos de que vamos a tener suficiente hasta la vuelta. Es normal que no nos la vendan sin receta en ninguna clínica o farmacia.

 

 Si vamos en coche, el animal tiene que ir convenientemente asegurado, bien dentro de un transportin, bien con un adaptador para el cinturón de seguridad. El lugar más seguro si se emplea el adaptador es el espacio entre el asiento del copiloto y el asiento trasero, a los pies de la bancada.

 

 Si viajamos en avión, tenemos que saber que si nuestra mascota pesa menos de5 kg, puede ir en cabina. Eso sí, hay que avisar con tiempo para asegurarnos de ello –además de sacar su billete- porque cada avión tiene un cupo de animales en cabina. Cuando se supera el cupo o es más grande, deberá ir en la bodega del avión. En ese caso, tendremos que comprar o alquilar un transportin homologado para embarcarlo.

 

 Cualquiera que sea el medio de transporte, debemos conocer si nuestra mascota lleva bien el ir de viaje, si se pone nerviosa (ladra, llora, maulla) o si vomita. En ese caso, consultar con el veterinario la medicación más adecuada en cada caso y los consejos para el viaje. En general, mejor que vaya en ayunas y ofrecerle agua cada vez que paremos.

 

 Hay que consultar también qué parásitos son los habituales de la zona que vamos a visitar, para evitar sus picaduras. Nuestro veterinario nos orientará acerca de los más eficaces y de más fácil aplicación para nosotros y para ellos. Los aplicaremos ANTES de salir para tenerlos protegidos.

 

 ¿ Ya tenemos todo ?  ¡ Feliz verano y hasta la vuelta !

 

 

 

Sigue buscando…por si acaso

cuidado con el perroHay días en que uno se acuesta más contento que otros. Hoy es uno de esos días.

 

Ayer llegó Tom, un perrito de 12 años que llevaba 3 días con vómitos. Las radiografías mostraban un cuerpo extraño en el estómago. Después de estabilizarlo, hidratarlo y hacer el preoperatorio, le hemos extraído mediante una gastrotomía (hacer una incisión en el estómago) el amasijo de ramas, hojas y hierbas y pensábamos que ya estaba todo hecho. Gracias a nuestros protocolos, que en este caso consiste en revisar SIEMPRE el abdomen antes de cerrar, hemos encontrado un segundo cuerpo extraño: un botón grande, muy bonito, pero que obstruía el yeyuno (intestino delgado). Hemos necesitado una enterotomía (hacer una incisión en el intestino, y cerrarla después) para solucionar el segundo problema y que obstruía el tránsito intestinal. Tom se recupera bien de su cirugía, y esperamos que en una semana le daremos el alta.

 

El mensaje es, en esta ocasión, que hay que seguir buscando aunque creamos que tenemos todas las respuestas.

 

Buenas, muy buenas noches.