Pudiendo estar en la playa…

Frase de Carlitos está mañana: papá, no me lo estoy pasando tan bien, prefiero estar en casa sin hacer nada.
Luego hemos desayunado en la casa Bidegain, donde hemos dormido en Mauleon, nos hemos puesto las mochilas y se le ha pasado.

Rumbo a St. Just d’Ibarre, en lo que se supone una etapa prepirenaica, con un desnivel de más de 900 m al final. El objetivo era comer en la capilla de St. Antoine, en lo alto del puerto, y bajar los 3 km siguientes hasta el destino. Eso es lo que nos dijo el de la oficina de turismo de Mauleon, pero no era así. Hemos visitado la oficina porque nos dijeron que se había cambiado la ruta normal por otra, a causa de los desprendimientos y corrimientos de tierras por  las lluvias, por lo que evitábamos el puerto de Napale y se cambiaba por el de Osquich después de subir el de Ehkuza…

La etapa, hasta esa capilla, ha sido de ascensión casi continúa, pero con pocas pendientes realmente fuertes como ayer y anteayer. Además, ha hecho otro día de primavera fantástico sin calor, lo cual ha ayudado mucho a llegar bien y comer. Ya en la capilla, hemos preguntado a una pareja donde estaba St. Just y les hemos debido dar pena, ahora cuento porqué. Nos han dicho que había 1,5 km hasta un parking y luego el pueblo estaba cerca. Han debido ver el mapa y nos han esperado un poco después del parking para ofrecernos su coche y llevarnos hasta St. Just. Menos mal, porque el parking estaba a 2,5 km y aún quedaban más de 5 km hasta el pueblo. Sí, ha sido trampa, pero a Conchita y a su rodilla les ha venido bien, y lo hemos agradecido todos.

image

Por cierto, hay empresas también en la parte francesa -taxis- que te llevan las mochilas o maletas de un pueblo a otro. Quizá lo hagamos con las mochilas grandes si nos fallan las fuerzas.

Ya en St. Just, nos hemos alojado en el único sitio que hay, Mansión Briseteia, donde hemos cenado muy bien. Tenemos que coger fuerzas para una etapa reina como es la de mañana, después de sumar 24 km hoy andando y librarnos de otros 5 🙂

Curiosidad del día: hemos visto jugar en Ordiarp un partido de pala (pelota vasca) a 4 chicas, y no lo hacían nada mal.

3 pensamientos en “Pudiendo estar en la playa…

  1. No me extraña el comentario de Carlitos porque para los niños es duro. Son muchos km los que hacéis al día y sobre todo por terrenos sorprendentes, y con peso encima. Llevar el peso en los taxis, es buena idea y parecerá más un paseo que un viacrucis. Y para colmo la rodilla de Conchita no mejora. Pero lo importante son las experiencias compartidas y ésta no creo que la olvidéis fácilmente y luego sólo recordareis las cosas buenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s